jueves, 3 de diciembre de 2009

A petición de Patito, les dejo este escrito.

Con paso apresurado sobre la acera cubierta de nieve caminábamos Vanessa y yo, habíamos salido del restaurante al cual habíamos ido a comer, un lugar de comida Italiana y hacia un frío que calaba hasta la medula, pasábamos por debajo de un puente hacia el estacionamiento donde habíamos dejado el auto, de pronto escuchamos que alguien tosía débilmente, volteamos a ver y vimos a un indigente acostado sobre un pedazo de cartón apenas cubierto con un frazada de muy poco grosor, rápidamente nos dirigimos hacia el y le preguntamos que, como se encontraba?, a lo que contesto que mal, al abrir los ojos, el indigente tenia unos ojos por demás expresivos de un color azul clarito, tosiendo nos dijo que tenia pulmonía y que no había probado bocado ya por dos días, apartándome un poco saque mi celular y hable al restaurante del cual apenas habíamos salido, ordene una sopa de papa con pollo y después de colgar me dirigí hacia el mismo, regrese con la sopa y como pudimos le dimos de comer un poco, apenas podía pasar la comida, cuando terminamos de darle de comer nos contó que el había sido millonario, y si, se veía que era gente con mucha educación y sabiduría, nos contó que su negocio se había venido abajo hacia algunos años y que por eso su esposa lo había abandonado, después de perder negocio y esposa, también perdió su casa, por eso había estado durmiendo en una camioneta la cual se llevaron al corralon por tantas multas recibidas ya que se encontraba estacionada en una calle principal, por eso termino durmiendo ahí, debajo del puente sucio, lleno de indigentes y maleantes, después de pasar un rato charlando con el, nos marchamos prometiéndole volver en dos días, Vanessa le dio diez dolares para que tuviera con que comer al día siguiente, el nos preguntaba que, porque hacíamos eso? si no lo conocíamos, yo no te conozco le dije, pero Dios si, y por Dios es que hacemos esto, cuando fui a la iglesia conocí a Dios, y al conocerlo a El conocí la misericordia, no se cansaba de llamarnos Angeles, a lo que solo le contestamos que no, que eramos personas de carne y hueso, nos marchamos Vanessa y yo, no deje de pensar ni un instante en el al día siguiente, por lo que el día que le dije que regresaria así lo hice, mi sorpresa fue grande cuando al llegar al lugar encontré un ramillete de flores en una vase de plástico, se me encogió el corazón y mis lágrimas brotaron corriendo por mis heladas mejillas, con entrecortada voz le pregunte otros indigentes que, que había pasado?, a lo que me contestaron que había muerto el día que habíamos platicado con el, y que esa misma noche habían levantado el cuerpo, comencé a caminar sobre el hielo de la acera, esta vez apresurando el paso para que ninguno de los indigentes me preguntara el porque de mis lágrimas.

9 comentarios:

Àngello dijo...

compadre, no cabe duda que los angeles tiene nombres terrenales, como vanesa y el malechesito, Dios lo tenga en su santa gloria(al de los ojos azules), y lo que es mas, Dios le guarde a usted y a vanessa, una gran porcion del patel de bienvenida.

un saludo mi hermanito.

Ángel dijo...

Patricio, me alegro que exista aun gente con cariño y misericordia para nuestros semejantes, existimos algunos que simplemente vamos por la vida y no volteamos a ver a quien esta al lado. Que Dios lo siga conservando con ese corazonzote :D Saludos y buen fin de semana.

GINA dijo...

digo que tienes con CORAZON INMENSO y las experiencias que te ha dado la vida te han hecho un buen hombre

pato dijo...

Gracias por subir el post, a veces me hace bien saber de esto para darme cuenta de que si hay buenos corazones !

( ya imprimi el regalo que me hizo en mi cumpleaños, volví a llorar con lo de la bici ! )
Gracias por cruzar mi camino !! )

Un abrazo !!

FENIX dijo...

Este... como que esto ya lo había leído... no recuerdo si aqui o en algun mail que me envío... en fin.
solo le dejo un abrazo apachurrón y cálido para que contrarreste estos fríos invernales.
Hasta siempre.

El Pinchisimo Caguamo dijo...

compadro...me deja con el ñudo en la garganta...los angeles viven aqui no en el cielo...a veces pienso que el cielo y el infierno conviven en la tierra!!!!

angel dijo...

que onda compadro aqui no mas pa saludarlo pues... ya no eh podido entrar como te habras dado cuenta gracias a dios mucha chamba bueno de a madres y ni peks hay que talonearle porque viene el nuevo miembro de mi family y pos hay que juntar lana je un saludote y un abrazo enorme pasese bien la navidad coy a tratar de comentar mas seguido byeee

pato dijo...

Me alegra hablar con ud, me contagia su buen humor y aprendo muchísimo. No se congeló, verdad ?
Gracias !
Un abrazo !

alvaro Locx dijo...

Creo que tienes una fijación con los indigentes Cari... jujujuju...

El otro día que leía a Rosa Montero una escritora genial que habla sobre los que escribimos como tu y yo y tanto blogger y te soreprendería la cantidad de cosas que coinciden, y ella habla de que en nuestros escritos parecen continuamente personajes diferentes pero que on como fantasmas, que son significados de inconciente.

Sería chido que te pusieras a pensar porque aparecen estos personajes maravillosos y a la vez tristes en tus escritos Patrichio...