miércoles, 14 de enero de 2009

Y se fue

Guadalupe le dijo a Juana: Me voy de la casa, bueno si a un cuartucho se le puede llamar así, Guadalupe recogió sus pocas pertenencias y se largo, lo ultimo que supo Juana es que se había ido a Tijuana con otra mujer, se fue dejando sus cinco hijos a cargo de la madre, Juana como pudo saco a sus hijos adelante, empezó a lavar y planchar ajeno, vendía tortillas hechas a mano entre la gente que le encargaba, en tiempo de la cosecha de fresa se metía a trabajar en una congeladora despatando fresa, ella cuenta que el tercero de sus hijos era el mas fiel de todos, que a diario la esperaba afuera de la empacadora a eso de las dos de la madrugada lloviera o tronara, pasaron los años y los hijos crecieron y empezaron a trabajar dando lustre a los zapatos en el centro de la ciudad, al pasar cuatro años Juana conoció a Sebastian y se juntaron a vivir, al tiempo Juana salio embarazada de su sexto hijo, años despues Guadalupe regreso exigiendole que se fuera con el, que el cuidaría de ella, sus hijos, y el bebe que en ese momento ella gestaba, ella le dijo que no, que si no le habían importado sus hijos menos le iba a importar el niño que no llevaba su sangre, el se regreso a Tijuana con la familia que ya había formado con la otra mujer, un buen día cuando el niño mas chico tenia cinco años y la mas pequeña que Guadalupe había dejado tenia once fueron a una papeleria del centro de la ciudad, pidió la niña sus útiles escolares y al tratar de pagar se le adelanto un hombre y pago, la niña no aceptaba pero el hombre insistió, asustada la niña tomo a su hermanito y salio despavorida de ahí y tomo el primer autobús que paso, ese mismo día como a las doce de la noche tocaron a la puerta, abrió el hijo segundo y vio a un hombre desconocido, el señor solo le hizo entrega de una televisión, al escuchar Juana y asomarse se dio cuenta que era Guadalupe, ella tomo la televisión y se la avento a los pies, ahí fue cuando se dieron cuenta los niños, algunos ya jóvenes que ese desconocido era su papa, se marcho Guadalupe una vez mas y regreso a Tijuana, lo ultimo que supieron sus hijos y ya después de mas de treinta años fue que Guadalupe (el señor desconocido), había muerto solo, su mujer lo había abandonado, para ellos su papa fue Sebastian otro papa no hubo.
(Señoras y señores esta es la historia de mi madre), por cierto el niño de la papeleria era yo y Seabastian es mi padre.
Un saludo

12 comentarios:

chOcolAte sEnXuAl dijo...

Diablos!!!

Que mala onda por Guadalupe, haberse dado cuenta demasiado tarde que la rego y gachio a de haber sido un golpe muy juerte, pero bien dicen que el que la hace la paga de una u otra manera, a veces me da miedo darme cuenta que es verdad esto.

Y pos dele una felicitacion bien grande a su mama que tiene los ovarios bien puestos.

MoonkY dijo...

Chaaaaaaaaaa! siempre me haces llorar!... q triste pero a la vez q chida la historia de tu madre... es como todas las madres bien chingona, valiente y luchona, logro sacarlos adelante sola hasta q encontró el apoyo de tu papá Sebastián...

Mi papá tmb tiene una historia trágica q a ver si un día de estos cuento.

Q orgullo tener una mamá así y q triste por Don Guadalupe q nunka supo valorar lo q tuvo.

pato dijo...

Tocayito ... gracias !!
No le digo ? ud tiene el poder!
Un abrazo a su mamá !

casacelis dijo...

Gracias por contarlo.

Un abrazo.

Malinche dijo...

guapo, nomàs por acà saludando a las estrellas, cuìdese muchote!! bexos!!!!

PoNyErY dijo...

Waa... me hiciste llorar!!!

Sabes a muchos hombres les pasa eso... creen que con llegar con algo material pueden hacer que los años de abandono sean menos...
Felicidades a Sebastian que crió a un buen hijo...

Te quiero mucho
Besitos

FENIX dijo...

Me pongo de pie ante esta pareja de buenos seres humanos, al parejo, hombre y mujer, ya que por lo regular tendemos a exagerar los actos maternales y casi siempre dejamos un poco de lado los buenos actos de los hombres.

alvaro Locx dijo...

La realidad siempre supera la fantasía mi querido malechecito, a decir verdad los caminos de la vida son misteriosos y las coincidencias más bien son diosidensias...

Creo que ser padre implica mucha responsabilidad y sin duda padre es el que cuida, cria y quiere, al fínal uno va labrandose el camino, una desición de un minuto puede cambiarnos la vida.

Tu madre eligió bien y fruto de sus elecciones eres tu.

un abrazo y gracias por compartir tu historia nos sensibiliza y nos da más empatia.

Shacelli Walnut Asecas dijo...

Que bueno que la vida te dio la oportunidad de tener una mamá como la que tienes, y un papá en las mismas condiciones... muchas veces las mujeres nos equivocamos muchas veces, que bueno que tu ma solo se equivoco una vez... bien por ellos!

lale

Lilabeth dijo...

que mujer fuerte tu mamá.
nomames, cuando leí 'Señoras y señores esta es la historia de mi madre', se me hizo el cosquilleo en la nariz de ganas de chillar.

saludos y un abrazo fuerte, que me ha provocado al leer lo de hoy

Alejandrina Cara de Gallina dijo...

Gracias por compartirnos tu historia... quiero ser una mama como la tuya...

Dr. Mille Miglia dijo...

Que mal pedo por tu jefe biologico, pero que bueno que tu mamá no se rajo y como pudo los saco adelante.