lunes, 16 de noviembre de 2009

La fabrica de ropa no nos quedaba mas que a una cuadra de la casa, recuerdo que siempre al dar las dos de la tarde, nos amontonábamos un buen grupo de chiquillos en un lote contiguo a la misma a que saliera un señor a tirar lo que le llamaban retazos de tela, y es que desde siempre tuvimos la costumbre de ir a ver que encontrábamos, era algo así como la gente que pepena basura, solo que, lo que el dueño de la fabrica tiraba no era eso, sino pedacitos de tela que podían servir para una función u otra, llegan a mi mente los recuerdos de todo lo que mi madre pudo hacer con lo que yo le llevaba, y es que a veces tiraban pedazos grandes de manta con los cuales mi mama hacia servilletas para las tortillas, tiraban muchas agujas, alfileres, ganchos para ropa, a veces hasta carretitos de hilo casi, casi nuevos, la ultima vez que fui a visitar a mi mama, todavía le pude ver algunas de las servilletas que hizo cuando mi niñez, recuerdo que tenia unas fundas para almohadas que ella misma bordo, se veían que si eran hechas a mano, ya que las cosas hechas a mano, nunca de los nuncas salen dos iguales, le dije que si me las regalaba, a lo que me contesto que si. Mi mama llego a hacer muchas colchas para nuestras camas de retacitos de tela, ahora veo esas benditas colchas por acá en las tiendas de los americanos y casi piden un ojo de la cara por ellas, lo que son las cosas, lo que los americanos usan como lujo, nosotros lo usábamos por necesidad.

13 comentarios:

Dr. Mille Miglia dijo...

Sniff!!! la nostalgía pega duro...

EL CUTY dijo...

Que bellos recuerdos carnalito, si nomás de recordar el hacer cola para comprar tortillas y aventarte toda la novela de “Caliman” o “La Tremenda Corte” en el radio a todo volumen, ya que las muchachas que atendían la tortillería a donde yo iba eso escuchaban en las mediodías y pues uno sin querer se la aventaba (todavía me acuerdo en la novela de Caliman cuando le decía al pequeño Solin: serenidad y paciencia pequeño Solin), hasta me hiciste suspirar del tan bellos recuerdos.

Y hablando de lujos aquí en los Estados y necesidades en México, trata de hacer o de comprar una casa de adobe aquí, nombre carnal te sales súper recontra carísima, y allá en México es lo mas simple ¿que pedo no?... como decía una viejita originaria del sur de México pero que vivía en Reynosa Tamaulipas ya de anciana: de aquel lado del río hablan de un modo y de acá de otro ¿pos quien les entiende?

Saludos carnalito.

chOcolAte sEnXuAl dijo...

la verdad e sque cada que te leo me dan unas ganas enormes de agradecerle a mis papaces por la vida que me dieron

aunque claro muchias personas podrian decir que por eso soy asi de gastadora complusiva pero nunca presumo lo que tengo muchio menos lo que no

nada mas que insisto mi vida siempre a sido muy concha porqwue nunca he batallado como otra gente

y a ti esas experiencias te formaron un caracter inquebrantable

te admiro muchio de verdad

besitos

Comisionada dijo...

REcuerdos....
Así es. El Bizcocho vivió asi como tu describes me cuenta su Madre ( el no lo platica dice que el presente es mucho mejor).
Mi mamá tambien borda; y efectivamente lo hecho a mano tiene un sello indistinguible.

Como estas? Ya te curaste del navajazo? Listo para el thanksgiving?...
Besitos afectuosos.

PD. MA si .... tengo que cuidar la alimentacion, ha sido mi coco el ultimo año. Nos vemos Patrizio....

Eryponyta dijo...

Yo tambien tengo una colcha hecha de retazos...de hecho son dos porq teníamos literas... mi madre aun las conserva!!

Saluditos

El Pinchisimo Caguamo dijo...

Compadro...le gane...le gane.... je je je

Mañana subo un post...para que vea en que je je je

alvaro Locx dijo...

Pato y tu tus herizantes y chidas historias... esas colchas son la onda.

A.. que chido oirte mi estimado male.... abratzos hasta el gabacho.

Àngello dijo...

me acuerdo que cuando vivia en Coatzacoalcos, veracruz, a dos casa de mi casa vivia Doña Nacha, y ella hacia cobijas con cuadritos de retazos de tela, esas colchas eran siempre su regalo de navidad, ahora que leo tu post, me doy cuenta de todo el esfuerzo que la señora ponia en confeccionar esos regalos.

saludos carnal.

Ángel dijo...

Recuerdo haber visto algo asi en casa de mi abuela paterna y pensar que hoy es todo un arte.

Maravillosos recuerdos :D

Saludos.

la MaLquEridA dijo...

Me has traido recuerdos de cuando mi madre igual nos hacía colchas con trozos de tela o si el trozo era más grande entonces alcanzaba para un vestido.

La necesidad en su más pura expresión.


saludos.

pato dijo...

Estoy segura que ud esta hecho a mano, no hay otro igual !

Un abrazooooo !

Suly... dijo...

Holap!!

Sip, asi pasa...uno se viene a dar cuenta de tantas cosas lejos de su casa...

....me gusto eso del recuerdo, seguramente era toda una aventura.. si cuando uno es niño, con la imaginacion.. hasta el trabajo pesado se puede volver un juego...

...saludos!!

casacelis dijo...

Me has hecho recordar un monton de cosas.

Shido.