sábado, 11 de septiembre de 2010

Hoy se cumple un año más del ataque de las torres gemelas, ese día lloré como una mariquita, estuve asustado y así pase mucho tiempo, la verdad nadie la sabe y creo que no la sabremos, este texto, es parte del libro que tengo escrito, hay algunos de ustedes ya lo han leído, espero les guste, todavía tiene muchas faltas de ortografía.

Recuerdo bien el día del ataque por los extremistas de oriente, fui sacado de mi profundo sueño por el despertador a las cinco de la mañana, perezosamente estire mi brazo para así reprogramarlo y que sonara nuevamente en diez minutos, para poder ganar un poquito más de sueño, una vez transcurrido ese lapso me incorpore al fin, Procedí a meterme al baño y contrario a mi costumbre, esa ocasión en vez de escuchar el noticiero de la mañana, opte por escuchar música de UB40. Una vez que termine de ducharme y después de alistarme abordé mi auto y empecé a conducir por las calles de Garden Grove en California, me dirigía hacia mi fuente laboral. Estando a punto de sintonizar la radio para escuchar los acontecimientos del día, mi teléfono celular empezó a timbrar, al contestar la llamada, mi oído escucho la angustiada voz de Juan un amigo, que atropelladamente me cuestionaba si ya me había enterado de la terrible catástrofe que se había suscitado en la ciudad de Nueva York.

Con un tono incrédulo en mi voz le conteste que no, que era muy temprano aun para ese tipo de bromas. Me contesto casi al borde del llanto solo cuatro palabras: ¡¡¡ Nos tumbaron las torres!!! ¿¿¿ ¡¡¡Que!!!??? - Conteste incrédulo aun - ¿Estas ya en tu oficina?, ¡¡¡ Te digo que nos tumbaron las torres gemelas!!! - Fue lo último que escuche antes de que se cortara la comunicación -.

El tiempo que hice hacia la oficina me pareció eterno, una vez estando en ella, mi primer impulso fue encender la computadora, para navegar por la Internet. La escenas que mis ojos desorbitados observaban eran en verdad dantescas, difíciles de creer. Las personas en medio de su desesperación, lanzándose al vacío desde grandes alturas, para en unos cuantos segundos convertirse en masas amorfas de carne y sangre al estrellarse contra el duro concreto de las aceras. Mis aterrados ojos llenos de lágrimas no pudieron soportar mas, salí corriendo y me metí al baño para ahí desahogar mis sentimientos. No podía mostrar mi debilidad ante quienes ahora laboraban junto a mí, bajo mis órdenes. Pasados unos largos minutos, pude encontrar calma, me aplique gotas en los ojos para disimular en lo mas posible el enrojecimiento e irritación causados por el llanto, esbocé una sonrisa en mi rostro, tratando de reflejar una felicidad que estaba mucho muy lejos de sentir, y con el corazón destrozado me dedique a hacer mis funciones, por las cuales recibía un salario, dar instrucciones a una y otra persona, delegando funciones de ser necesario. Como dice un conocido refrán: El show tenia que continuar, El personal a mi cargo, aun no estaba enterado de la tragedia que estaba tomando parte allá afuera.

Cuando llego la media hora de descanso de la cual según disfrutaríamos de nuestro almuerzo, ya la noticia se había  infiltrado entre el personal, algunos con el terror y angustia reflejado en sus rostros  solicitaron permiso para retirarse a sus casas. La instrucción girada por los directivos de la compañía fue tajante y dura, no había permisos para retirarse por ningún motivo o circunstancia, ¡ qué decisión tan brutal !.

Por fin termino la jornada laboral de ese día: La más triste y larga desde que había ingresado a esa planta laboral. Con infinidad de pensamientos encontrados en mi cabeza, me dirigí a casa. Lo  que mis ojos pudieron ver en el trayecto, fue vigilancia policíaca en exceso, las luces de las torretas en las múltiples patrullas y camiones de bomberos, hacían un tanto más sombrías las escenas de la gente histérica aun, al borde de la paranoia. Mis ojos se volvieron a empañar  y gruesos hilos de lágrimas saladas descendían como raudales por mis mejillas.

Una vez en casa no quise seguir martirizando mis sentimientos, no prendí la televisión, las escenas de la catástrofe se repetían una y otra vez. Opte por conectarme a la Internet, múltiples ocasiones lo intente sin lograrlo, ¡ no podía ser posible !, alguna mente brillante del gobierno ¡ había decidido mantenernos incomunicados con el mundo ! Y ahora... en estos momentos de pesadumbre, cuando el alma herida esta mas necesitada de palabras de aliento; de frases de consuelo...

Me di un rápido baño y decidí no permanecer en casa, dirigí mis pasos a un bar cercano, quizás un par de copas me ayudasen a despertar de esta pesadilla porque eso había sido para mí ese largo día, una pesadilla.

El lugar se encontraba casi vació, creo que solo había dos , a lo máximo tres personas, por sus actitudes, me paso por la cabeza creer que no se habían enterado aun de la tragedia que estábamos viviendo, lentamente bebí mis dos copas y camine rumbo a mi casa, de inmediato me metí a la cama. Mi profesionalismo me indicaba que debía estar fresco para la jornada del día siguiente.

Día con día la situación económica se fue empeorando en el país, como consecuencia del atentado, empeorando la situación del impacto que había causado en la gente, incluso hubo sucesos no muy agradables. Casas convertidas en cenizas en su totalidad, por la mas mínima sospecha de que el propietario o en su defecto los habitantes de las mismas pudiesen ser originarios del medio oriente. Personas inocentes que absolutamente nada tenían que ver con el ataque que como blanco fijo las torres gemelas, el corazón bursátil de la gran urbe, del país entero.

Un abrazo

11 comentarios:

Bruja Bonita* dijo...

Querido Malhechecito:

PrimeraSSSSSSSSSSSSSS:

Si, recuerdo que aquel dia 11 de Septiembre, estaba yo en el Instituto trabajando, ese dia por algo, no habia visto noticias, un habito que tengo de todas las mañanas, cuando llego mi jefe y me dijo, lo realmente consternado, con miedo, y nos fuimos a la sala de descanso donde otros de mis compañeros ya veian las noticias, el silencio en aquella sala era mas que evidente, es uno de los acontecimientos que mas me ha movido el piso, pues el saber la magnitud que tiene la, no se como llamarlo... Quiza, IGNORANCIA, ENOJO CON LA VIDA MISMA, CORAJE, ARREBATO, ESTUPIDEZ, del ser humano, ver, saber y sentir hasta donde es capaz de llegar el ser humano para causar daño.

Hoy tambien yo me levante recordando aquel dia.

Un abrazo HARTO estrujante para ti.

Besos Brujos* de la Mariposa Errante.

la MaLquEridA dijo...

Ese día de alguna manera todos lo llevamos grabado en nuestra mente y sabemos que estábamos haciendo cuando el ataque ocurrió.

alvaro Locx dijo...

Chale, se que me voy a ver ojete, pero en el momento creì que era una peli y luego me conmociono conn un morbo extraño, una mezcla agridulce de pena por las personas que murieron y de gusto porque les dieron a los gringos una cucharada de su propio chocolate.

Creo ques lamentable desde el punto de las perdidas humanas, por otro lado todas las teorias apuntan a que los propios altos mandos americanos efectuaro el ataque so pretexto de intervenir en Irak y Afganistan y agarrar de los webos a Arabia Saudita por adueñarse del petroleo.

La verdad es que es un tema pólemico. Lo ùnico cierto es que nadie olvidara ese día.

pato dijo...

Jamás lo olvidaremos.

Malhechecito dijo...

Uy me va a putiar el blog porqué hable como pocho en el video anterior y dije edgarrrr (sease como gringo), ay padre, ¿ que ,me amenazas?, la neta vive lo que te queda de vida tranquilo, y si me puedes madrear el blog, pos dale, no es la única pagina en la que escribo tengo mil, así que nada de qué preocuparse, la neta, yo soy feliz, acaso lo eres tú??, si no es así yo no tengo la culpa, lo que tienes ahora no es culpa mía, te deseo que todo salga bien, ok?, ¿Y de que escribes de Guanajuato?, mis huevos son azules..
Un beso en el fundillo

RoS dijo...

tu relato es muy bueno, transmites esa desesperación-tristeza que te inundó por completo.



=)

Comisionada dijo...

Patrizio!!!:

Que te puedo decir?.... Yo lo vivi desde otra perspectiva... no se hablaba de otra cosa en todos los satelites - estaba trabajando en la estacion de radio-....

cada hora decian algo....
para mi fue como surrealista...
o sea .. paso pero no lo tome en cuenta... hasta que de tanto oirlo y verlo a diario ... me dije.. que gacho... y si yo estuviera en el lugar de ellos?...

Hum... lo cierto es que todo cambio.. economicamente.. moralmente.. se trono un mundo.. y como efecto dómino todos los demas se afectaron aunque no lo pareciera..

Ni hablar....
Entiendo tu tristeza....
un abrazito Patricio!

miguel angel dijo...

hey baboso ya te suicidaste o que chingados ?? actualiza tu blog.......

Malhechecito dijo...

Ex anonimo es que como no habias comentado dije: No, hasta que el ex anonimo comente entonces posteo algo nuevo.

miguel angel dijo...

cuanto amor cabron !!! sube fotos de gringas cachondaaaaaaaaaaaasssssss, no me digas que no conoces ni una !

Comisionada dijo...

hum O.o....

Te extrañamos....
bueno todo sea..... porlo que ya me dijiste que sea...

Te extrañe... y ya se que andas bien.. pero apurado.... jejej

Animo Carnal!!!! ya falta menos para esas merecidas vacaciones!!!
Bexitos