jueves, 21 de abril de 2011

Marzo 28 del 2011.
1:30 pm
La gente de mi trabajo se preguntaba donde estaba yo metido, lo que no sabían era que en ese momento y desde la noche anterior me encontraba  en prisión.

La noche del domingo se me había ocurrido meterme a una cantinucha cualquiera, una cantina diferente, una cantina totalmente desconocida para mí, iba solo, así que solo me tomaría dos o tres tragos a lo mas y  me iría a casa a dormir para prepararme para ir a trabajar al día siguiente.

Llegué a eso de las once de la noche, pedí lo acostumbrado y le dí el sorbo al primer trago, después pedí dos mas y me disponía a irme, eso fue todo lo que recuerdo, desde ahí se me borro el cassette y lo único que recuerdo son las luces, las sirenas de la policía y un golpe en el auto que hizo que mi cabeza se estrellara con el volante, en seguida uno de los policías me bajo del carro, me tiró al piso, me puso las esposas y me llevo a la patrulla.

Un poco mas tarde estaba yo en la comisaria, me tomaron huellas, el nivel de alcohol y me llevaron a la celda, me quedé adentro hasta que sentí que se me habían bajado los efectos del alcohol, a eso de las 11 de la mañana me dirigí a los teléfonos públicos dentro del penal y quise hacer una llamada a mi trabajo, la operadora me decía que no tenía los fondo suficientes para hacer esa llamada, me dirigí al guardia y le dije que revisara cuanto era lo que tenía en mi cuenta y me dijo que al momento de mi arresto traía $481.00 en mi cartera, así que de una manera u otra podría hacer la llamada, por mas que intenté no pude llevarla a cabo.

Estaba seguro que mi sobrino no notaria mi ausencia en la casa ya que no nos vemos en toda la semana, cuando yo llego de trabajar el ya se ha marchado, y cuando yo me levanto para ir a mi lugar de trabajo, él se encuentra dormido, así que por ese lado estaba yo perdido. Lo bueno que tengo, es que nunca falto, y el día que llego a faltar siempre aviso, así mismo si voy a llegar diez o veinte minutos tarde les hago saber mas o menos donde me encuentro para que sepan que ya voy en camino.

La única esperanza que tenia de que alguien notara mi ausencia era mi amiga Vanessa, la cual es una de las supervisoras, con ella me llevo bien y casi siempre me lleva alguna u otra cosa de comer, estaba seguro que en cuanto ella notara que no llegaba pensaría que algo grave me había ocurrido.

Paso todo el lunes y de la llamada ya mejor ni hablamos, nomas no pude realizarla, no me quedo mas que poner todas mis esperanzas en que Vanessa contactara a mi sobrino a través de facebook, lo cual así sucedió, al día siguiente que fue martes, fui llevado ante la juez, al entrar se me ocurrió voltear hacia la sala de audiencia y vi a mi sobrino, lo único que hizo cuando me vio fue agachar la mirada y mover la cabeza en señal de desaprobación. No duré ni cinco minutos con la juez la cual me impuso una multa altísima  de la cual mejor no hablamos, tenía que conseguir de una manera u otra el dinero para salir bajo fianza lo cual eran dos mil dólares.

Sabía que aunque tenía ese dinero en el banco no podría hacer uso del mismo estando dentro de prisión, así que esperé pacientemente a que se llegara la hora de visita, estaba seguro que mi sobrino iría a verme, así mismo fue, le dije que le comunicara a Vanessa que necesitaba los dos mil dólares y que saliendo yo se los devolvería, me dijo que iba a hacer todo lo posible.

Llegó Vanesa con mi sobrino el día miércoles, le pregunté que había pasado con el dinero que les había pedido y me contestó que la compañía iba a pagar la fianza para que me dieran la libertad, se fue el miércoles, el día jueves regresó mi sobrino con su novia visitarme y platicamos de varias cosas, al verme la novia de mi sobrino con un lápiz y una hoja de papel le dijo a mi sobrino: ¿Ves? , te dije que tu tío iba a  escribir todo lo que está pasando aquí adentro en la prisión, después de platicar un rato mas, se marcharon.

Paso el jueves sin pena ni gloria, nadie me fue a ver, no tenía noticias de nada de lo que estaba pasando afuera, no sabía si aún conservaba mi trabajo pero tenía la esperanza de que así seria, ahí si me acordé de Dios, a diario oraba, oraba a todas horas, pidiéndole a Dios que me sacara de la prisión. Se llegó el viernes, el día también pasó sin saber nada de lo que acontecía afuera, ya había casi perdido la esperanza de ser liberado en esa semana, para eso de las ocho de la noche el guardia en turno me dijo que tenía visita, era la persona que menos esperaba fuera a visitarme, era nada menos que mi ex mujer, platicamos un poco de cosas que teníamos que platicar algún día, de que si por fin se pondría o no en venta la casa que nos pertenece a los dos, después de un rato me dijo-mañana vengo a pagar la fianza para que te dejen salir-, yo la verdad aun dudaba mucho que así seria.

El viernes la pase incrédulo, pensando que la fianza no sería pagada, así que no me sorprendió para nada el hecho de que se llegara el anochecer y mi nombre no fuera pronunciado por el guardia  diciendo que podía salir e irme a mi casa.

El sábado pasó igual que el viernes, no hubo noticias de nada, no hubo visitas, la verdad ya me estaba haciendo a la idea de que pasaría el tiempo que se rumora en prisión que le dan a los conductores que son sorprendidos en manejando en estado de ebriedad, el cual decían casi todos que son cuatro meses, con esa idea en mente me sorprendió el sueño esa noche.

El domingo en la mañana me dijo el guardia de seguridad que tenia visita, era ella, mi ex una vez más, lo único que me comunico fue que la fianza ya había sido pagada, que me deseaba lo mejor del mundo, que tuviera cuidado, después de esas palabra se marcho. Salí del cubículo de visitas como zombi, no lo podía creer, en unas horas más estaría de nuevo en libertad, una libertad que nunca me había dado cuenta que tenia.

En ese mismo rato, después de abandonar el cubículo de visitas, me dirigí a las regaderas a darme un baño, a tratar de quitarme la mugre del sucio uniforme, esa mugre que no ves pero que sientes que pica, después del baño no me quedó mas que esperar, una hora, dos horas, mientras platicaba con algunos de los presos con los que había empezado a hacer alianza, empecé a despedirme de cada uno de los tres detenidos con los que más había hecho migas, y es que aquel que te ofrece un poco de café o un paquete de sopa dentro de la prisión se le considera amigo.


Duré toda una semana encerrado en la cárcel.


Gracias






16 comentarios:

Mariposa... dijo...

Hola:

PrimeraSSSSSSSSSSSSS:

Me alegra que estes bien, tu por lo menos ya estas libre, se de una persona que por error de las autoridades sigue en prision.

Besos.

Micky dijo...

Me pregunto si te pondrian algo en tu bebida puesto que no recuerdas que paso, pensaria yo que tienes mas aguante como para emborracharte con solo tres.

Malhechecito dijo...

Mariposa gracias.

Micky, eso mismo pienso yo, aunque debo decir que todo el dinero que traia estaba intacto y no me paso nada, lo que pienso es que me dieron alcohol adulterado, en fin no se', lo unico es que ya andamos fuera.
Saludos

la MaLquEridA dijo...

Con razón te desapareciste pero bueno lo peor ya pasó, ahora a fijarse bien en lo que bebes.


Un abrazo.

Comisionada dijo...

:) Y me da gusto..... saberte bien y afuera... TE quiero y un monton....Un abrazo Tixio.. ( yo tambien creo que eres de largo alcance, 3 tragos y en el tanque.....pffffff ventanea el bar, pub o lo que sea para que nadie vaya) Animo Tixio y ahora ? que mas sigue??

Saludos mil

Adriana dijo...

hay Pato que mala ondaa y luego soloo por alla, y ahora no puedes manejar? eso deo DUI es lo "pior" cuidateee y es una mala experiancia pero al fin experiencia...

Micky dijo...

Sigo pensando que si te pusieron algo, pensando que te quedarias mas tiempo y darles chance de robarte, pero no contaban de que te irias pronto.

Renata dijo...

whaaaaaaaaat, yo pensé q ibas a decir q habías soñado eso o algo así :S OMG, qué terrible situación!!! Lo bueno q ya estás bien!!

Dr. Mille Miglia dijo...

Puta estaba adulterado el chupe o que pedo??? lo bueno que ya estas fuera de la cárcel...

NN dijo...

Yo Igual que Mickey, pienso que algo raro paso alli, digo 3 bebidas y que no recuerdes nada, lamento que hayas pasado por esto, creo que te ayudo quien menos lo esperabas verdad.
Saludos y un abrazo.

Malhechecito dijo...

A todos: yo pienso que si tenia algo el licor que me dieron, tre bebidas a mi no me hacian nada, cuando tomaba era (hard core borracho), asi que sigo pensando en que si hubo mano negra, saludos a todos.

RoS dijo...

PERO YA ESTÁS ACÁ... ALGO HABÍA LEÍDO EN TU FB, PERO BUENO, AHORA SÉ LA VERSIÓN LARGA. QUÉ MAL PEDO HIJO. YA TODO NORMAL? EN EL TRABAJO Y ASÍ?
¡TE MANDO UN ABRAZO!

FENIX dijo...

Pos ni pex compayo, todo pasa por algo no cree?
un abrazo, le mandè un mail ojalà pueda echarle un ojo.
abrazos.

Àngello dijo...

compadre, se me hace que te pusieron un "payasito", jajajaja, asi se les dice aca a las bebidas cargadas con una especie de "no me olvides", jajajajajajjaja, saludos pues...

Ángel dijo...

Te leí y con eso de que a veces nos platicas un rollo, pense que era cuento, que mala onda compadre, pero bueno a Dios gracias ya estas fuera y esperando que pronto solo quede como una anecdota para contar a tus nietos.

Un abrazo compadre y cuidate. :D

M a r u dijo...

Pense que seria una historia parecida a la k grabaste cuando te siguio el supuesto choper.
Es raro lo que te paso en esa cantina, tal vez te dieron algo raro de tomar no?
no creo k con 3 te hubieras puesto asi.
Lo bueno de todo, es, que estas bien y que la libraste bien.
saludotes. k bueno k regresaste.