lunes, 22 de febrero de 2010

La historia se repetía cada mañana, a diario se le veia al chámaco mugroso jugando bajo el árbol llenos de naranjas, su madre diariamente hacia lo mismo, escuchar las radio novelas y lavar en el lavadero ropa ajena, mientras el niño se divertía haciendo castillitos de lodo, la madre esperaba que saliera lo que le llamaban la melodía sorpresa, la cual consistía en que el locutor tomaba una llamada, tocaba unos segundos de alguna canción, si la persona la adivinaba se llevaba una jugosa suma de dinero, la cosa es que cada vez que tocaban la canción, era un pedacito mas largo y así la suma de dinero disminuía, llego a haber semanas sin que nadie se llevara el premio, mismo que se desaparecía después de un minuto de tocar la canción o algo por el estilo.
El niño mugroso no entendía la euforia de su madre, la cual al escuchar al locutor corría con alguna de las tres vecinas que en ese tiempo tenían teléfono en la calle, al niño se le desencajaba el rostro y se repetía a el mismo en su mente que algún día las cosas cambiarían, que tanta pobreza no era buena en la vida de nadie, la madre intento' una y otra vez entrar en la linea, adivinar la melodía y poder llevarse el premio, nunca sucedió tal cosa, el niño no recuerda cuando dejaron de pasar la radio novela de Porfirio Cadena y la de Kaliman, es mas, no se entero porque la verdad le parecía una reverenda pendejada a pesar de su corta edad.
En cuanto el chámaco creció un poco se fue de la ciudad, se había deado cuenta que la ciudad le quedaba chica, y es que los sueños que el tenia ahí no los podria llevar a cabo, se fue, a donde???, nadie de la colonia lo supo, se había desvanecido con el aire, el tiempo se encargo de borrarle los recuerdos a los pocos amigos que el había tenido.
Hace unos días, el recordó lo que en aquel tiempo acontecía, y de como su madre al punto de la histeria corría a las casas de las vecinas en busca del teléfono, tomo su teléfono celular y le llamo a su madre desde donde se encuentra, le pregunto a su mama si se acordaba, la madre soltó una carcajada y lo único que le pudo decir: Ay ama estabas bien loca, señoras y señores, esa mujer histérica es mi madre.
Un abrazo

14 comentarios:

Dr. Mille Miglia dijo...

No sé porqué me acorde de denise de kalaf!!! jajajajja

El Caguamo dijo...

chale, yo me acorde de mi mama...cuando cantaba La Gata bajo la lluvia con Roció Durcal mientras limpiaba la casa y yo le hacia preguntas pendejas!!!!!

El Caguamo dijo...

Compadro....Kaliman es la onda!!!!

Ches dijo...

Jaja, ay padre, muy bonito la neta. Me hiciste acordarme de la mia, y tengo rato que no le hablo por teléfono, no por ser mal hijo, no he tenido chance de ponerle al cel, a ver si hoy en la noche lo hago, soy un ingrato, lo se.

Ya me voy por que tengo un chingo de hambre. Jaja.

Un saludote pà. Cuidese.

elbibis dijo...

Qué tiempos aquellos cuando la gente escuchaba más el radio, las radionovelas. Mi hermana la mayor escuchaba a Trespatines, y algunas otras. En la W pasaban series infantiles, como Katy La Oruga si mal no recuerdo. Muy simpática tu historia, un gran saludo para tu madrecita.

la MaLquEridA dijo...

Tu madre tenía la ilusión de ganar, era lo que la movía a buscar el teléfono.
¿Qué tal si te quería comprar unos pantalones? jeje

Algunas veces cuando era chica también oía Kalimán.


Saludos.

casacelis dijo...

Bonito post Malhechecito, que padre saber que tus sueños se siguen haciendo realidad y sigues teniendo y disfrutando de estos recuerdos junto a tus seres queridos.

Un fuerte abrazo!

alvaro Locx dijo...

A mi la que me sigue cautivando y haciendoque me cague de la risa es el Tres Patines Patricio.

Maravillosa tu historia.

pato dijo...

Debo decirle que al momento supe quien era, ya que ud heredó el corazón de su Mamá, siempre viendo lo mejor para los demás.

Y pues soy de la edad de su Mamá, yo escuchaba a Porfirio y a Kalimán y todavía escucho a Tres patines.

Un abrazo !

Àngello dijo...

chale compadre, que bonita historia y que bien la describiste, por un momento me acorde cuando veia lavar ropa a mi jefa en la batea mientras yo leia en el columpio que estaba bajo el almendro.

saludos.

Comisionada dijo...

=)
Buen post.. asi como el anterior.
y la verdad si te ves bien mamey...
siguete cuidando y creeme te voy a hacer caso en tus comentarios..

Apapachos Pat!

Malinche dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
El Caguamo dijo...

que buena forma de recordarnos nuestra madre ja ja ja

Ángel dijo...

Compadre Patrizio, no habia leido este post y me dejaste con una hermosa melancolia, preciosos recuerdos de la niñez que pese a las carencias nunca dejaron de haber hermosos momentos. Un abrazo a usted y un saludo a su señora madre :D