miércoles, 25 de marzo de 2009

Don Lucho

La casa de don Lucho como era conocido en el barrio, contrastaba con las demás que la rodeaban, y es que en esa colonia la mayoría de las casas eran de adobe, algunas calles todavía sin pavimentar, la casa de don Lucho ocupaba toda una cuadra, tenia grandes portones de hierro forjados a mano, y extensos jardines con dos albercas donde cada primavera florecían los rosales de todos los colores, de los cuales se destacaban los rojos y blancos por ser mayoría.

Don Lucho era un hombre alto, blanco, con una presencia que imponía respeto, cada año al levantar la cosecha de sus tierras, su casa era visitada por mucha gente del barrio, y es que llevaba los frutos a su casa y los colocaba en unas bodegas que ahí mismo tenia, la gente llegaba a diario dizque a comprar, y es que podían llevar toda la fruta que quisieran y depositar en un botecito cualquier moneda que trajeran, el dinero de la gente pobre era lo que menos le importaba a don Lucho, ya que dinero el tenia de sobra, y es que lo que en realidad le dejaba dinero no era eso, sino los negocios ilícitos a los que se dedicaba y toda la gente pobre sabia, el decía que si el no hacia eso de traficar drogas, alguien mas lo iba a hacer, ni la policía ni el ejercito pudieron nunca tomarlo por sorpresa, ya que la misma gente se encargaba de prevenirlo cuando veían algo sospechoso, la misma gente le pasaba el pitazo, el señorón como algunos otros lo nombraban era querido por la gente, ya que en muchas ocasiones al presentarse algún parto y no tener dinero para pagarlo, la gente le pedía a don Lucho dinero prestado, el nunca se los prestaba, siempre se los daba, ya que sabia que la gente no tendría algún día para pagarlo.

Nunca nadie se dio cuenta que el señorón tenia salidas desde su casa hacia varios jacales, desde las mismas bodegas había hecho excabaciones y así poder huir de la justicia en los tiempos que era buscado, el día de la boda de su hija la menor, se supo que llegaría el cantante de música ranchera mas popular de esos tiempos, la gente se arremolinaba en uno de los portones para poder disfrutar del espectáculo que daría el gran artista, salio el artista canto, bromeo un poco con los invitados y partió hacia su pueblo natal.

Don Lucho tuvo muchos ahijados, y es que para la gente era un honor el que les bautizara a sus hijos, la justicia lo veía como un peligro, como un envenenador de gente, la gente lo veía como héroe, como con vehemencia, ya que por un lado ayudaba a la gente y por otro envenenaba a quien consumía sus drogas, de los ahijados del señorón, ninguno uso drogas nunca, ya que don Lucho los hacia jurarle que nunca se meterían en eso, y fallarle a don Lucho era casi como fallarle a Dios, un día de tantos don Lucho vendió todo y se fue del país, la justicia le seguía los pasos muy de cerca y prefirió partir de la colonia pobre, la gente lloro ya que se habían quedado sin su benefactor.
P.D. esto fue solo un cuento (nada real).
Un saludo

21 comentarios:

chOcolAte sEnXuAl dijo...

mmmm de verdad fue ficcion???

en la escuela tenia un maestro que nos daba etica y siempre que se tocaba el tema de los narcotraficantes salia muy molesto de la clase porque casi todos los compañeros mostraban cierta admiracion por estos personajes, decian a eran chidisimossss jaja o algo asi y que suave seria tener los millones que ellos poseian.

El maestro decia que ese era el problema que ahora afrontaba la sociedad venerar a personas que si bien beneficiaban a algunos cuantos, con su practica ilicita eran participes de que muchos otros murieran, millones sufrieran y familias enteras quedaran destrozadas.

Yo siempre estube deacuerdo con el, pero igual puede ser porque jamas fui beneficiada por uno de ellos y tampoco lo he necesitado, asi que creoq ue mi opinion puede que sea un poco cesgada la verdad no lo se.

Aigeus Kjell dijo...

Yo te cuento algo parecido pero esto lo vivimos nosotros, al menos indirectamente.

Hasta hace unos meses vivimos en otro lugar aqui mismo de la ciudad, vivimos varios años en esa casa. Por la misma calle una cuadra más abajo había varias propiedades que pertenecian a la misma familia, una de las propiedades fue acondicionada como salón de fiestas y todos los sabados y domingos había fiestas, pero a lo bestia, casi siempre con grupos conocidos y se veian de mucho gasto. Pero lo que nos llamó la atención desde el principio es que la gente que asistia a las fiestas era toda muy humilde.
además veías varias veces a la semana muchos ancianitos que se reunian en este lugar para abordar unos camiones que los llevaban de paseo.
La familia dueña de estas propiedades estaban en el contrabando, no me atrevo a decir que en el narco porque no me consta, pero si era comun ver trailers siendo descargados en horas inusuales. También había una persona que vivia frente a este lugar que estaba todo el día en la puerta de "su casa" nada mas viendo pasar a la gente... todos sabiamos que vigilaba.
Estas personas tambien eran dueños de las propiedades que estaban atrás de estas que menciono, solo que de aquel lado tenian la apariencia de negocios, uno de carrocerias para camion que siempre estaba cerrado, otro de un autobaño y recientemente otro de un restaurant de mariscos. google earth nos dice que estan comunicados, pero creo que la superpolicia de mi rancho no sabe usar internet.
Curiosamente a un dia, una de las casas aledañas a este lugar un día amanecío convertida en la casa de campaña de un político de prominente partido mocho de por aca y el candidato en turno iba ahi a hacer sus discursos chafas.
Solamente una vez vimos unas patrullas federales haciendo guardia ahi, como esperando a alguien o algo que nunca pasó, despues de una semana se retiraron, despues de eso todo fue tranquilidad y fiestas de nuevo.

Es paradojico como hay gente que por un lado se dedique a una actividad ilícita que por otro lado den muestras de conciencia social. Sera que lo hacen para calmar la conciencia propia, aprovechando los beneficios de el favor de sus conciudadanos, o será que son robin hoods que no podiendo ser exitosos en otras actividades al serlo en las ilicitas ven un vehículo para regresarle a la gente algo de lo que quizá un día carecieron.
Yo creo que a cada quien le toca juzgarles según te veas beneficiado o perjudicado por sus acciones. En este país que a veces te orilla a tomar el camino fácil porque el honrado está muy canijo, los valores se vuelven relativos.

Aaaa que extendida me di, Usted disculpará

Un abrazo, nos vemos.

Carmen dijo...

Aunque sea un cuento, parece sacado de la realidad.

Un besito y feliz día

pato dijo...

Ay , realmente me la creí, hasta hice una lista de artistas rancheros ! Que imaginación !
Debería publicar un libro de cuentos !
Abrazos !!

RoS dijo...

pues ese es el chiste de los cuentos no?
hacer que todo parezca real... aunque, mmm, debe haber elementos reales que te hayan dado la pauta.

me gustó!!!
saludos.

atte.
la amiga de una diputada

jajajá

Dr. Mille Miglia dijo...

Orale chida historia, se ve que ya le estas agarrando a esto de escribir, a mi me falta mucho aún.

malhechecito dijo...

Ja ja ja Patito no he podido publicar el que tengo listo por falta de dinero, hagan una coperacha y a lo mejor publico otro mas ja ja ja, un saludo a todos.
Bye

Alejandrina Cara de Gallina dijo...

A mi me gusto mucho, esta muy real, es la historia de muchos narcos locales, y extranjeros, por ejemplo Pablo Escobar...
por eso deberian legalizar las drogas, a ver si ya teniendo que pagar impuestos les queda algo para andarlo regalando...

Antonio dijo...

Buena narrativa. No diré que comparto el fondo de la historia ya que culquiera que transgreda la ley aunque crea que moralmente es correcto o politicamente correcto, no deja de transgredir la ley y sigue siendo un criminal, y habrá siempre muchos casos para ser comparados... Robin Hood, Chucho el Roto, etc. Pero al final del día, no dejan de ser criminales.

Sin embargo tu cuento esta muy bien contado, me da mucho gusto ver como tus escritos se hacen cada vez más interesantes.

Saludos!!!

alvaro Locx dijo...

Don Lucho Hood ,,, y tu serías cmo el pequeño Juan mmm más bien el perqueño Pato.... o el monje como se llamaba el que salía ahí... weno ese... repartiendo dinero, ya te veo.

Vie[n]na dijo...

y aqui aplica la tan trillada frase:
"...cualquier parecido con la realidad, es mera coincidencia"

FENIX dijo...

Chida su historia, aun que la verdad eso pasa mucho allá por Sinaloa y Michoacán, los zetas por ejemplo, compran a la gente humilde con despensas, conciertos y alcohol.
la neta yo creo que podría apreciar a un narcotraficante y no a un político ya que estos últimos en vez de compartir aun que sea migajas, te agandallan las pocas que te pudiesen quedar.

chido compaye, sigue madurando clarito me imaginé la escena...

Juanki! dijo...

Buena ficcion, pero como alguien dijo por ahi, debe existir una pauta para imaginarlo.

Me gusto!

magnolia dijo...

nos pos casi un santo.

Malinche dijo...

se te acabò el saldo jojojo te mando un besote, me llamas cuando puedas!!!

angel dijo...

sabes compa yo quiero ser un don lucho muchas veces lo imagino aveces l ver situaciones que me entriztecen como niños en la calle con hambre o algun otro tipo de injusticia

Wica dijo...

Hola Patricio!!!!


Ja!...cuando empece a leer crei que era una más de "casos de la vida real de patricio" (jijijijji),
es que cada cosa que te ha pasado que bueeeeeno....

Una historia nada lejos de la realidad....

Wica

Mandarina Acida dijo...

vengo rapidito... a dejarle besitos de buenas noches, de mejores dias y de insuperables tardes...
le quiero y le extraño...

CRUDO dijo...

haaaaaaarght tengo tres amigos en la carcel por vender drogaa, los extraño!!!

casacelis dijo...

Padre historia y no lejana a la realidad.

Un abrazo amigo.

david guzmán sanjurjo dijo...

pues muy bueno el cuento, con algunas recomentaciones de texto y escritura pero muy bueno
malhechecito, escribe más cuentos, no te apresures por terminarlos porque l final es lo que debes desarrollar mas
besos