lunes, 19 de julio de 2010

Esto ya lo había publicado.

Tendría yo unos diez u once años de edad, recuerdo que me encantaba ir a la tienda de don Toño, al principio me daba coraje que me dijera cuñado, y es que decía que mi hermanita de entonces cinco años era su novia, cuando el ya rayaba los sesenta. Lo recuerdo bien, don Toño era un hombre fuerte, un poco moreno y se veía que de joven había hecho mucho ejercicio, ya que todavía a esa edad conservaba algo de musculatura, y era alto, muy alto.

Lo que también recuerdo es que le faltaba la pierna derecha de la rodilla para abajo para ser exactos, nunca tuve curiosidad de preguntarle que le había pasado, nunca ha sido ese mi estilo, ya de mas grande como a los quince años yo ya fumaba, siempre llegaba ahí con mi cuñado como él me decía, y fumábamos uno o dos cigarros, mientras me contaba aventuras a veces eróticas de sus tiempos, sin caer nunca en lo vulgar, como vivíamos en una colonia muy pobre, siempre tuve la intención de correr, salir de ahí largarme de la pobreza y podredumbre que casi siempre caracteriza a la gente jodida, una noche cuando tenía 17 llegue a despedirme de él, le conté que me venía al norte y solo vi dos lágrimas rodar de sus ojos color café.

Me aventure a venirme al norte sin los documentos necesitados, me vine de mojado a tratar de burlar la migración de los Estado Unidos, fue mucho sufrir, muchas lágrimas, pero creo que valió la pena, de haberme quedado ahí, a lo mejor ya ni viviera, o a lo mejor fuera un vendedor de droga o un vicioso, ya que posibilidad de sobresalir no había.

Al pasar un tiempo se me dio la oportunidad de regresar a mi país, ya con la documentación en regla, claro que fui a visitar a mi cuñado del alma, a quien vi que ya estaba más viejo, ya tenía mas cana en su cabeza y arrugas en su cara, regrese al país donde por fin estaba realizando mis sueños, y anos después volví a Irapuato, antes de regresar compré algunas cosas que le regalaría a mi cuñado, cuando llegue la que atendía la tienda era su esposa, aunque no era mala persona, si era una persona mal encarada, llegue y pregunte por él, y me dijo que estaba dormido, me pregunto que si quería verlo, a lo que con la cabeza le dije que sí, me llevo a un cuarto hecho de madera, había hoyos por todas partes, una parte del techo estaba abierto, y ahí estaba el tirado en el piso, en un petate y sin tener el cuerpo cubierto con nada más que la ropa que portaba, el olor a excremento me dio nauseas, al voltear hacia un lado me llené de asco y horror al descubrir una cubeta de plástico llena de excremento, y es que me dijo su esposa que, ahí era donde él hacia sus necesidades, traté de aguantar el asco lo mas que pude, apenas me vio y se puso a llorar, me dijo que el ya no quería seguir viviendo, que esa vida no se la merecía, ni se la deseaba a ningún ser humano, lo abracé y lloré con él, no sé cuánto tiempo tendría el sin darse una ducha, olía a manteca rancia, a aliento podrido, a muchas, muchas cosas, después de eso salí de ahí, sabiendo que la próxima vez que regresara yo a mi pueblo ya no lo encontraría con vida, y así fue, cuando regrese mi cuñado Toño había muerto, por fin se había ido a descansar en paz de este mundo que cada vez se pudre mas y se llena de mierda, gusanos y violencia.

Adiós

10 comentarios:

Ricardo Marin dijo...

Hay demasiada pudredumbre humana por todos lados, no me gusta tener esta visión pro los acontecimientos se empeñan en demostrarme la otra cara de la moneda.

Siempre hay que mantener la dignidad aun en los moementos mas severos pues cuando esta se pierde es muy dificil recuperarla.

UN RELATO ESTREMECEDOR.

alinitaxula dijo...

Jorrr que historia más triste Patricio ,coño, pero así esta el patio.... y más feo que se esta poniendo en México.
Me has dejado hecha polvo, así que mejor miro tu foto ahí todo nice, así esta mejor la foto del perfil y no la que tanto me hizo reír.
Abrazos y no se achicopale, ese.
Salud

Mariposa Errante... dijo...

Querido Malhechecito:

Al sin duda que te duele, se siente en tus palabras, que lleva al ser humano a dejar de tener deseos por estar aqui y seguir viviendo???, yo no lo se y quiza te suene trillado lo que te direa ahora... Pero, pero, pero, debes tener el gran alivio de saber que tu cuñado Toño se fue para descansar en un lugar donde no estara viviendo como ese en donde lo viste por ultima vez.

Mariposa Errante.

La flaca dijo...

ay cabron! neta que la vida real supera la ficcion y desgraciadamente la supera siendo peor y no mejor, afortunadamente todos tenemos la misma oportunidad de cambiarla, cambiar nuestras vidas para bien es el unico camino para llegar a donde estaremos mejor, un abrazo compadre!

Anónimo dijo...

psssssssss...... que bueno que te largaste malhecho..............

la MaLquEridA dijo...

Al menos tu aprovechaste la oportunidad que la vida te dió, él no tuvo ninguna.

Y habla muy bien de ti que hayas regresado a visitarlo después de mucho tiempo.


Saludos.

Anónimo dijo...

Y SI LO TENIAS ENFRENTE LLORANDO. PORQUE NO HICISTE NADA POR EL?
O CUENTAS MENTIRAS O ERES UN WEY QUE VALES MAS QUE PURA VERGA COMO AMIGO.YO CREO ES LO SEGUNDO.

Malhechecito dijo...

Anonimo 14:08
Y que querias que hiciera yo por el????, que me lo trajera conmigo???, o a ver tu dime la solucion, y si, suelo valer verga como amigo, ese es mi estilo, gracias por la visita.

alvaro Locx dijo...

Chale con Anonimo que juzgón y tu Tichio no te enojes, nadie puede cargar con alguién toda la vida, para bien o para mal, uno puede ayudar pero no puede ni deshacer el pasado, ni tomar desiciones por otro y mucho menos puedes dejar de hacer tu vida por asistir a otro.

Micky dijo...

Me hiciste llorar. A veces solo con un abrazo haces una pequenia en el corazon de la gente.